Cubiertas

Es este uno de los campos que se benefician enormemente del LGSF.

  • Por su poco peso,
  •  por la facilidad para la formación de las pendientes,
  • por la rapidez de ejecución,
  •  por el control de la ejecución en lo que se refiere al aislamiento térmico (óptima calificación energética) y acústico y la impermeabilización.
  •  Además se consiguen grandes vanos debido a la facilidad de diseño de estructuras que se comporten como membranas en las que las flexiones resulten mínimas  y las solicitaciones principales sean esfuerzos en los planos de la cubierta.
composición_1_1

Calle Picos de Europa, Paracuellos del Jarama, Madrid

En los siguientes grupos de imágenes se muestran algunas de las cubiertas que hemos desarrollado. En cada uno se exponen algunas de las características propias de este tipo de construcción.

 

Cubierta en la ciudad de Alcalá de Henares. 

Se trata de una cubierta bastante común con la que coronar un edificio de viviendas en comunidad de vecinos. Como puede apreciarse, los propios muros, sobre el último forjado, sirven de soporte de la cubierta. La ejecución de las mansardas resulta sencilla. Un tablero de OSB3, TYVEK y teja sobre rastreles completan el paquete de cubierta.

 

Cubierta en Daroca 9, Vicalvaro.

Esta cubierta sustituyó a una de madera podrida. Se aprovechó para eliminar soportes y dejar los espacios interiores diáfanos. Toda la estructura estaba apoyada en los muros exteriores a los que se doto de un zuncho de atado por el mal estado de la fábrica.  Al igual que en el caso anterior un tablero de OSB3, TYVEK y teja sobre rastreles completaron el paquete de cubierta.

 

Cubierta en Gerardo Baena 3 Madrid.

Obsérvese en el ala derecha la triangulación de los perfiles de cubierta. La cercha que se forma apoya en dos muros (uno interior de LGSF y otro medianero) a los que transmite los esfuerzos horizontales permitiendo la existencia de la terraza contigua a la que corresponde la fotografía. La cuarta imagen muestra el acabado de cubierta, parecido al de las dos obras anteriores.

 

Cubierta de Soccer World en Gijón.

Esta cubierta podría aplicarse a cualquier construcción en la que se pretendan grandes luces y las terminaciones, tanto interiores como exteriores, requieran un grado mayor de acabado que el simple de una nave para maquinaria: clubs deportivos, locales de exposiciones, salones de festejos… En concreto, este edificio es el de Soccer World Gijón que alberga un restaurante, salas de reuniones, vestuarios etc. Obsévese la facilidad con que se resuelve un apoyo interior cuando se da una apertura grande en el muro en que se apoya el resto de la cubierta. El perfil de acero laminado se cuela entre las celosías evitando un descuelgue que no sería aceptado por la estética del proyecto. En la fotografía aparece pintado de gris. Las triangulaciones en los cerramientos resultan tan tupidas porque en realidad se trata de muros que deberán ser revestidos con placas atornilladas a no más de 60 cm.

 

Cubierta de una hermita en La Iglesuela, Ávila

Los empujes laterales de la cubierta se absorven por los dos muros piñones a los que acometen los dos faldones. En sus aproximadamente últimos dos metros, estos faldones están especialmente bien atornillados para asegurar su trabajo como vigas pared. Observense los perfiles entre pares que facilitan la calidad del atornillado a que nos estamos refiriendo. Aunque con menor importancia, el modo de unir los pares en la cumbrera también hace que el empuje horizontal disminuya.

 

Cubierta en la calle Islas Marshall 32, Madrid.

Hemos elegido exponer esta cubierta por la eficacia en cubrir un vano con baja pendiente sin apoyos intermedios.

 

Cubierta de un pabellón de la compañía Renfe en Barcelona.

En la tercera de las imágenes se muestra el espacio entre el aislamiento sobre el falso techo y la cubierta. En esta, a la altura de la cumbrera, se dispondran respiraderos por los que evacuará el calor y la humedad que pueda penetrar del interior, sobre todo en las zonas en las que se produce vapor de agua (baños, cocinas) a traves del falso techo.

 

Cubierta en San Agustín de Guadalix.

Las fotografías corresponden a los frentes de los dibujos. La ordenanza de S. Agustín de Guadalix permite falsear la altura de cornisa para dar mayor altura a la planta bajo cubierta.

 

Cubierta de la Iglesia del Beato Rafael en San Chinarro

Una parte de la cubierta servirá de suelo de una futura construcción sobre ella en el futuro.

 

Cubierta de un chalet en Santa María, Ávila.

Hemos puesto las siguientes imágenes porque se aprecia muy bien la construcción de este tipo de alero y mansardas. El apoyo de los pares se hace con un casquillo que los une al muro para que el empuje no lo desplace hacia el interior.

 

Cubiertas en unos adosados en Tobarra, Albacete.

En la cuarta de las imágenes se muestra como sustituir el apoyo de un tabique, por un brochal construido con trozos de viguetas unidas por arriba y por debajo con perfiles omega de mayor espesor que garantizan la continuidad de los cordones de tracción y compresión. Además los trozos de viguetas están unidos a los pares con angulares que transmiten el esfuerzo cortante.

 

Cubierta para un centro de la tercera edad en Zamora.

Al final no se hizo. Había sido elegida por los arquitectos por parecer el único modo razonable de realizar una cubierta tan compleja.

 

Cubierta del Centro Terapéutico en Pelayos de la presa, Ávila.

En las imágenes se aprecian los perfiles en que forman las limas  y C los pares que encajan en las Us. Se trata de una cubierta complicada que siguiendo el siguiente procedimiento resulto sencilla de montar:

  • se dibuja la proyección de la cubierta sobre el forjado.
  • se levantan los puntos de intersección de las limas.
  • se construyen las limas cada una con dos perfiles U.
  • se introducen los pares, perfiles Cs, en los Us que forman las limas.
  • por último, se añaden los montantes necesarios para arriostrar el conjunto y dejar las luces en sus medidas aceptables.